Bartolinitis

Las glándulas de Bartolino se encuentran a cada lado de la abertura vaginal. Estas glándulas secretan el fluido que ayuda a lubricar la vagina. A veces, las aberturas de estas glándulas se obstruyen, haciendo que el líquido suba hacia la glándula. El resultado es una inflamación relativamente indolora, llamada bartolinitis. A veces, el líquido dentro del quiste de Bartolino puede infectarse, lo que resulta en un absceso de Bartolino.

La bartolinitis es la infección más frecuente de la región vulvar. El dos por ciento de las mujeres desarrollarán un quiste o absceso de la glándula de Bartolino durante su vida.

Esquema de la glándula de Bartolino izquierda inflamada

Síntomas

Si el quiste de Bartolino se infecta puede experimentar molestias al caminar o sentarse, dolor durante el coito o dispareunia, fiebre, etc. Leer más →

Causas

La causa de la bartolinitis es una acumulación de líquido. El líquido se puede acumular cuando la abertura de la glándula se obstruye. Leer más →

Complicaciones

Puede ser un síntoma de cáncer de vulva. En ocasiones, el cáncer vulvar puede afectar las glándulas de Bartolino y puede aparecer un quiste. Leer más →

Diagnóstico

El médico puede hacer preguntas acerca de su historial médico, realizar un examen pélvico, analizar una muestra de las secreciones de la vagina para detectar una infección de transmisión sexual o una biopsia para estar seguro que no hay presentes células cancerosas. Leer más →

Remedios caseros

El tratamiento depende del tamaño del quiste, el dolor y si el quiste está infectado. A veces, todo lo que se necesita son medidas de cuidado personal. El remojo en agua tibia, varias veces al día, puede ser adecuado para resolver un quiste infectado o absceso. Leer más →

Tratamiento

Si ocurre una infección, los antibióticos pueden ser útiles. Puede necesitar cirugía para drenar un quiste si se infecta o es muy grande. Rara vez, el médico puede recomendar la cirugía para extirpar la glándula de Bartolino. Leer más →

Prevención

La práctica de sexo seguro y tener buenos hábitos de higiene puede ayudar a prevenir la infección de un quiste. Leer más →